BODEGAEJEMPLAR
A+ A A-

El valor del patrimonio canario

Valora este artículo
(1 Voto)

Si cada bodega que llega a estas páginas es, como su título indica, ejemplar, Viñátigo viene a ser el paradigma del esfuerzo y la fe de unos viticultores y bodegueros, su amor por la tierra, por el paisaje, por el entorno, la historia y, en definitiva, la vid y el vino, que a lo largo de generaciones se traduce en conocimiento.

U na historia que comienza en Canarias en 1402, con la llegada de colonos europeos que, entre sus enseres más preciados, desembarcaron sarmientos y plantones de vid. Siglos más tarde la geografía isleña preservó sus plantaciones de la plaga que arrasó el viñedo europeo: la filoxera. Y mientras Europa se replantaba sobre una nueva raíz resistente –pie americano– en las islas se mantenían, hasta hoy, los viñedos a pie franco, es decir, con la raíz propia de cada variedad. Y eso es lo que ha permitido preservar tantas variedades originales –más de 80–, que con el carácter único del terreno volcánico, que aporta mineralidad, y el clima del archipiélago, con la frescura de los Alisios, da en la copa resultados incomparables.


Defensa a conciencia
Desde sus comienzos, el proyecto ha abanderado la defensa de las particularidades de la viticultura canaria, con la recuperación de sus variedades, su estudio y puesta en valor como el leimotiv de la bodega, luchando incluso contra criterios impuestos por la propia Administración, como la introducción de variedades foráneas que no llegaron a aportar nada positivo. El intenso trabajo realizado en la recuperación del patrimonio varietal permite que hoy su catálogo ofrezca 17 vinos de 12 variedades que crecen en parcelas ubicadas desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altitud, todo un abanico de viticultura local y ejemplo de enología adaptada a los terruños en el Noroeste de Tenerife, acogidas a las DO Islas Canarias e Ycoden-Daute-Isora.

Si la viña –el viñedo centenario situado en el paraje de Cabo Verde en La Guancha– fue para muchas generaciones de la familia un complemento económico, fueron la pasión y la formación de Juan Jesús Méndez las que hicieron nacer la empresa en 1990 y siete años después el magnífico edificio en el que se asienta, construido con gran conocimiento técnico pero sobre todo con un derroche de cuidado ecológico y estético. Arquitectónicamente la definen como de Kilómetro 0, y es que buena parte de los materiales que contrastan con el acero y el hormigón visto proceden de su suelo y los alrededores: desde la piedra volcánica procedente de la excavación hasta el aire que climatiza naturalmente las salas, los vientos Alisios. Para captarlos y dirigirlos está pensada la orientación de cada respiradero, como la de las ventanas que atrapan luz sin que el sol afecte al interior. Un interior que se adentra en la tierra como si fuese la boca del volcán y permite trabajar por gravedad, sin presionar a los vinos. Principios de eficiencia y mimo medioambiental ahora generalizados pero que eran revolucionarios e incluso visionarios cuando empezaron a aplicarlos hace 20 años. Pero no les ha faltado nunca el valor, que ahora se muestra en los detalles: las vendimias parcela a parcela, controlando las maduraciones en cada bancal, la recolección completamente manual en cajas de 18 kg, que se enfría a 0ºC antes de comenzar los procesos, para evitar las oxidaciones, lo que permite realizar vinificaciones completamente naturales sin aplicar sulfitos.


El resultado, en la copa
Y así nacen sus pequeñas producciones de edición limitada y numerada, agrupadas en cuatro líneas de vinos que se corresponden con su evolución histórica: Clásicos, Varietales, Ensamblajes y Ancestrales.

Los Clásicos, desarrollados en los años noventa, supusieron un primer paso con la introducción de significativas mejoras en la elaboración de las uvas Listán Blanco y Listán Negro.

Los Varietales forman una colección de 9 vinos, resultado de numerosos trabajos de rescate de variedades minoritarias: una auténtica experiencia para el conocimiento y tipificación del vino canario.

Los Ensamblajes surgen hace un lustro tras años de trabajo para conocer en profundidad de las variedades canarias. Vinos multivarietales, donde cada uva se elabora y cría separadamente, para unirlas en proporciones diferentes según las condiciones de cada añada.

Elaboraciones Ancestrales, aunque parezca un contrasentido, son las más recientes. Elaboran con variedades rescatadas y aplican técnicas ancestrales en desuso: blanco fermentado criado con hollejos, Blanco Orange, o tinto macerado con raspón, todo en materiales recuperados en la bodega como depósitos de hormigón y tinos de roble.

¿Se reflejan esos cuidados en los vinos? La respuesta es un SÍ con mayúsculas, una invitación a recorrerlos con el mismo cuidado y los sentidos abiertos a nuevos placeres: en la variedad está el gusto.

 

Bodegas Viñátigo

Travesía Juandana, s/n 38441 La Guancha (Sta. Cruz Tenerife)

www.vinatigo.com

Tel. 922 828 768

Twitter: @bodegasvinatigo

Facebook: @bodegasvinatigo

Instagram: @bodegasvinatigo

Modificado por última vez en
Ana Lorente

Subdirectora MiVino

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Viñalbero
c/ Lafuente, 25
Collado Villalba
T.918 516 413

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10